Colores para tu marca

¿Aún no tienes los colores perfectos para tu branding? 

 

Colores | Dentro del mundo del diseño el color es uno de los pilares fundamentales, y como tal, lo es también dentro la imagen de marca y la identidad corporativa.

 

Desde el punto de vista del branding que un color sea atractivo y legible no quiere decir que sea el color perfecto que represente a tu identidad corporativa. Recuerda que no solamente se trata de mezclar colores para que se vean bonitos, debemos tener en cuenta el peso emocional y psicológico que los colores provocan en las personas. Una paleta de colores que no comunica la esencia de tu marca, dará el mensaje erróneo.

 

Sin duda alguna, uno de los retos para muchas marcas está en encontrar una combinación de colores que transmita su identidad. Y es que elegir una paleta de colores en diseño gráfico o web es una decisión difícil que hay que meditar porque está en juego tu imagen de marca.

En un espectro tan gigante de colores… ¿cómo elegir el correcto para mi marca? Bueno, para eso debemos empezar por explicar a grandes rasgos los aspectos básicos sobre la teoría del color.

 

¿Qué es la teoría del color?

 

La teoría del color se utiliza para explicar cómo se generan los colores que conocemos. El motivo por el cual distinguimos los colores tiene su razón de ser debido a los rayos de luz que rechazan los objetos, es decir, el ojo humano capta los rebotes de luz con diferentes longitudes de onda que no son absorbidas por el objeto. Estas son las que le dan color. Si el objeto fuera invisible, en ese caso, la luz lo atravesaría por completo y no veríamos nada.

 

Posiblemente el concepto de círculo cromático te resulte familiar. 

Se trata de un círculo con 6 colores reflejados en la descomposición de la luz con respecto al espectro solar.

 

Los colores primarios son los principales del círculo y están equidistantes uno del otro. Estos no se pueden obtener mezclando ningún color, al contrario de los otros colores que se crean mezclando a estos colores.

 

Los colores secundarios se obtienen mezclando dos colores primarios a partes iguales. Por ejemplo: amarillo + rojo = naranja.

 

Los colores terciarios resultan de la mezcla de dos colores primarios en distintas proporciones por lo que siempre se verá más de un color primario que otro en esa mezcla. Estos son los típicos colores llamados “amarillo verdoso” o “rojo naranja”, etc.

 

Psicología del color

 

Los colores contienen una carga emocional en ellos. El cómo los combinas y el tono que uses refleja lo que quieres comunicar. Vamos a repasar rápidamente los colores más importantes para que sepas qué emociones provocan, eso ayudará mucho en la búsqueda de tu paleta porque, a través de lo que quieras comunicar podrás ir seleccionando qué color necesitas.

 

Amarillo

El color de la felicidad por excelencia. El amarillo se adueña de nuestra visión mejor que cualquier otro. Según lo que dicen los expertos: ayuda a impulsar la creatividad y la generación de nuevas ideas.

Verde

El color del crecimiento, la prosperidad y la fertilidad.  Es universalmente conocido como el color de la naturaleza. Simboliza además la ecología y el medio ambiente.

En general es un color positivo, optimista, aunque igualmente puede ser considerado materialista y posesivo.

Azul

El favorito, especial y utilizado por la mayoría de las personas, especialmente en sus identidades de marca. Transmite confianza, honestidad, lealtad y limpieza.

Dependiendo del tipo de azul, puede ser asociado con sentimientos de tristeza y depresión además de ser el color más frío, puede parecer poco amigable.

Morado

Asociado en su gran espectro con espiritualidad e imaginación. Nos permite conectar con nuestros pensamientos más profundos y estimula la imaginación. Está asociado a la realeza y normalmente comunica alta calidad.

Rosado

La versión suave del rojo genera sentimientos de compasión y amor incondicional. Es un color que calma más que estimula y siempre es asociado con cosas buenas o tiernas. Es el color del encanto, la cortesía, la sensibilidad y el sentimentalismo.

Rojo

Color poderoso y cálido asociado a nuestras pasiones tanto buenas como malas. Lo relacionamos con el deseo, la energía, el calor y el placer. Muchas veces se asocia con celebridades y personas distinguidas.

Por otro lado, es el color de la sangre y también está asociado a la guerra y la agresividad. También se usa para advertir de peligros y prohibiciones.

Naranja

Este color combina la energía y el poder del rojo con la diversión y felicidad del amarillo. Es un color algo “exótico” asociado con la diversión y la comida. También se conoce por ser un color motivador que levanta actitudes positivas.

Negro

El color está asociado a lo sofisticado, la elegancia, la seriedad y la independencia. Como dice Google: Es el resultado de la ausencia de todos los colores y carece completamente de luz.

Blanco

El color más claro es asociado con la pureza, la inocencia, la limpieza y la integridad. Es considerado como el color que representa la perfección. También se considera que representa un nuevo comienzo.

Al ser un color muy iluminado que contiene todos los demás colores en partes iguales actúa como el balance perfecto. Es recomendable no usar demasiado blanco ya que puede causar sentimientos de soledad y vacío.

Ahora que ya conoces más sobre el círculo cromático y la teoría del color pasaremos a explicarte cómo debes escoger la paleta de colores para tu marca. 

 

Debe representar la esencia y la filosofía de tu marca

 

El color es algo más que un fenómeno visual, crea expectativas y sentimientos, por lo que una buena elección puede conseguir una conexión perfecta con un futuro consumidor y hacer que se sienta atraído hacia tus servicios o productos.

Para ello es fundamental apoyarse en la psicología del color que te ayudará a encontrar la gama de color más cercana emocionalmente a tu marca, a tus clientes y a tu público objetivo.

 

Elige colores que juntos funcionen

 

Ya sea por pertenecer a una misma gama, por ser complementarios o porque tengan una armonía cromática.

Existen varios tipos de combinaciones cromáticas que funcionan y para ello también existen diversas aplicaciones que pueden ayudarte con este proceso.

 

Máximo 5 colores

 

La paleta de colores que elijas debe tener como máximo 5 colores y, aunque puede haber muchas variantes, la paleta teóricamente perfecta debe tener las siguientes características:

  • Un color principal que sea el predominante y represente a la marca en toda su esencia.
  • Un color secundario que apoye al primero y esté en armonía con este o lo complemente.
  • Un color claro de apoyo para complementar los dos anteriores.
  • Un color que neutralice los anteriores y sirva (por ejemplo) para grandes manchetas de color o fondos.
  • Un color oscuro para utilizar en destacados o textos, siempre acorde a los anteriores y sin necesidad de ser un negro.

 

A partir de ese modelo puede haber diversas variantes dependiendo de lo que tu marca quiere transmitir. Deberían ser imprescindibles el color principal, el color oscuro y el neutro, los demás pueden variar según tus necesidades. Por ejemplo, puede haber 2 colores principales porque son necesarios para representar a la marca en vez de uno solo o se pueden añadir dos tonos claros de apoyo al principal. Recuerda no sobrepasar los 5 colores como máximo.

 

No mueras de desesperación si en el camino decides cambiar uno u otro color. Recuerda que a medida que los vayas trabajando podrían variar y cambiar para mejorar la comunicación de tu marca. 

Para más información: Branding

Visita nuestra página de Facebook.

Rosvel Estudio Multimedia

Empresa especializada en páginas web, diseño, aplicaciones móviles, redes sociales, vídeo 360, realidad virtual y desarrollo de software.

Branding colores Destacado Diseño Gráfico ROSVEL